En la actualidad, es cada vez más frecuente que ante un sufrimiento de caracter psicológico se busque una solución en los llamados libros de autoayuda. Estos libros suelen vender una manera de vivir la vida que puede agravar a la larga el sufrimieto de quien lo lee.

¿Y que problema hay si puedo encontrar la solución por mi mismo, y además me ahorro tiempo y dinero?

El problema viene cuando los escritores de estos libros hacen creer a la persona que no necesitan más ayuda que la lectura de ese libro para superar cualquier problema. Esto puede llevar a personas con trastornos psicológicos a no ser diagnosticados ni tratados de manera temprana y apropiada.

Acudir a un libro de autoayuda no es malo, ni es un mal síntoma, puede que sea una muestra de cambio de actitud hacia un problema al que se quiere buscar solución. Es un paso importante y leer ocasionalmente un libro de autoayuda no va a perjudicarnos, lo que si puede hacerlo es la creencia a ciegas en argumentos mágicos, en conceptos de felicidad universalizados, y obsesionarse. Por ello es recomendable leer estos libros con cautela.

¿Quién escribe estos libros?

Es muy importante saber quien es el autor del libro, porque se puede escribir muy bien, pero a la vez tener mucha cara y poco criterio, o conocimiento, y asegurar que tienen la solución a todos tus males mediante frases seductoras. Si detrás de esos libros se ecuentra un profesional con una titulación reglada, estás asegurándote de que esa persona tiene unos conocimientos y ha recibido unas directrices mínimas que deberían garantizar la buena praxis de su profesión.

Existen libros de autoayuda escritos con mucho rigor científico y profesionalidad, pero por norma general lo que se encuentra son libros muy influyentes que prometen la solución a tus problemas, utilizando estrategias narrativas que hacen que te identifiques con la problemática y que creas a ciegas en las soluciones que se proponen en dicho libro. Estos libros suelen describir ejemplos en los que la mayoría de la gente se pueda identificar, y suelen prometer soluciones a corto plazo y sin necesidad de nadie más que tú y tu fuerza de voluntad.

¿Cuándo ayuda realmente un libro de autoayuda?

Un libro de autoayuda es efectivo si resuelve la inquietud que te llevo a leerlo. Predicar que todo tiene solución, que tu puedes ser lo que quieras en la vida, que tienes que ser feliz en todo momento pase lo que pase, que tu eres más fuerte que eso, que puedes cambiar todo, puede generar ansiedad, frustración y culpabilidad en el lector, y obsesionarse buscando la solución devorando más libros de autoayuda. Si hay problemas reales, es mejor hablar con un profesional.

Se deberia leer más literatura y menos autoayuda. La buena literatura logra llevarte a la reflexión, el autoconocimiento, conocer puntos de vista y culturas diferentes, y en definitiva comprender el mundo y a ti mismo mejor. Seguramente nos aportará más leer “por el camino de Swann” que “¿quien se ha llevado mi queso?”.