Una de las manifestaciones de ansiedad más frecuentes entre mis pacientes es el miedo a hablar en público. Este puede vivirse como muy limitante, y si no le ponemos solución se puede arraigar cada vez más, lo que puede llevar a que se agrande el problema y se manifieste en otras áreas de la vida.

Mientras que para muchos ni siquiera necesitan prepararse un discurso, otros lo pasan realmente mal:

  • Sienten ansiedad o angustia ante la idea de tener que hablar delante de otros
  • Les gustaría desaparecer cuando están hablando en público ( y si pueden, así lo hacen)
  • Tienen reacciones corporales que experimentan como desagradables (rubor, sudor, temblores, boca seca)
  • Les causa gran malestar cualquier crítica a su discurso, por pequeña que sea

En definitiva, como en cualquier otra manifestación de ansiedad patológica o disfuncional, experimentamos que la situación nos supera, que no tenemos el control y queremos evitar a toda costa esa situación.

Por qué tienes miedo a hablar en público

Las causas que te hacen tener miedo a hablar en público pueden ser varias:

Aprendizaje

En muchos casos, la persona que tiene miedo a hablar en público se dice a si misma que lo va a hacer mal, o que no va a estar a la altura. Esto puede ser debido a que así lo ha aprendido desde pequeño/a, por uno o varios eventos traumáticos o por una costante devaluación de si mismo/a.

Perfeccionismo

Otras veces, la persona que tiene miedo a hablar en público piensa que sólo hay una opción válida: hacerlo perfectamente y que el público quede asombrado por el discurso. Esta creencia perfeccionista generará frustración cada vez que hable en público y valorará los resultados como negativos. Por lo tanto, en lugar de aprender que es capaz como cualquier otra persona, aprenderá que es incompetente.

Evitación

Cómo has tenido malas experiencias anteriormente en este tipo de situaciones, las evitas a toda costa. Si consigues evitarlas experimentas una sensación de alivio “uff… ¡me he librado por los pelos!”. Bien, has conseguido recudir tu malestar en ese momento, ¿pero que pasará cuando aparezca una situación semejante? Tu ansiedad seguirá estando ahí, probablemente aún más fuerte que antes y si respondes igual estarás alimentando una y otra vez este miedo.

A continuación vamos a ver qué puedes hacer para reducir tus niveles de ansiedad ante estas situaciones y en definitiva, superar poco a poco este miedo.

Cómo superar el miedo a hablar en público

Cuestiona tus creencias irracionales

Detrás de la mayoría de problemas de ansiedad se encuentran las creencias irracionales sobre nosotros o sobre el entorno. Estas creencias las automatizamos (las damos por verdades absolutas) y determinan nuestra actitud, y por tanto determinan también nuestra conducta y lo que va a pasar. Cambiar estas creencias por otras más lógicas (que se aproximen más a la realidad), nos permitirá actuar en consecuencia a lo que está sucediendo realmente y sólo tener ansiedad cuando de verdad necesitamos tenerla, es decir, ante una verdadera amenaza o peligro.

Si quieres profunzidar sobre este tema, aquí tienes un enlace a mi artículo sobre las creencias irracionales.

Examina cómo es tu autoconfianza

La autoconfianza o autoeficacia va a ser determinante para superar el miedo a hablar en público. Como hemos visto más arriba, si crees que lo vas a hacer mal, probablemente ese será el resultado. Por el contrario, si te dices a ti mismo “me he preparado el texto”, “sé de lo que voy a hablar”, “todo el mundo se pone algo nervioso al hablar en público” o “no tengo porque hacerlo siempre bien, tengo derecho a equivocarme”, por muy mal que te salga el discurso, el resultado de tu autoevaluación no te generará tal frustración como para creer al 100% que será mejor no volver a intentarlo.

Focalízate en lo que estás haciendo, no en lo que estarán pensando de ti

Si en tu discurso en lugar de estar centrado en cómo vas a exponer tus ideas, estás pensando qué imagen se van a llevar de ti, o estás pendiente de tus reacciones fisiológicas, difícilmente vas a poder hablar relajadamente y concentrado/a. El foco de atención es el mensaje que transmites, no tú. Céntrate en que quieres explicar algo que conoces, que dominas, y no anticipes un fracaso que aún no ha pasado.

La próxima vez que tengas que hablar en público o con personas desconocidas prueba a cuestionarte lo siguiente: ¿Por que crees que te van a juzgar negativamente? ¿Si me ven pasarlo mal, recibiré ataques o quizás ayuda o comprensión? ¿Que tenga vergüenza o miedo a hablar en público quiere decir que no pueda hacerlo? ¿Qué es lo peor que me puede pasar en esa situación?

 

 

En mi consulta trabajo principalmente estos problemas desde una perspectiva emocional y cognitiva. La finalidad es que te conozcas mejor a ti mismo/a, que entiendas por qué te pasan estas cosas, aprender técnicas y en definitiva generar alternativas que te proporcionen mayor control y bienestar.

Espero que este artículo haya sido de tu agrado. Si necesitas ayuda sobre este tema o deseas más información al respecto, puedes contactar conmigo desde la sección de contacto.

Eduardo Bertomeu

Psicólogo

Algunas fuentes consutadas:

– Caballo, V. E., Salazar, I. C., Irurtia, M. J., Olivares, P., & Olivares, J. (2014). Relación de las habilidades sociales con la ansiedad social y los estilos/trastornos de la personalidad. Fundación VECA para el Avance de la Psicología Clínica Conductual.

– Wagner, M. F., Pereira, A. S., & Oliveira, M. S. (2014). Intervención sobre las dimensiones de la ansiedad social por medio de un programa de entrenamiento en habilidades sociales. Behavioral Psychology/Psicología Conductual22(3).